El estabilizador BRIO_ST de Grupo ULMA se encuentra dentro de las principales elecciones para usar como estabilizador de fachadas, siempre y cuando las condiciones lo permitan, para ello ponemos nuestro departamento técnico a disposición de nuestros clientes, donde se valorarán las soluciones adecuadas adaptandose al entorno.

Las principales ventajas que presenta el estabilizador BRIO_ST es la rapidez y sencillez en su montaje, sin necesidad de medios auxiliares para elevar componentes de grandes dimensiones.

El estabilizador tiene una serie de componentes esenciales:


CONTRAPESO

El contrapeso o zapata de hormigón tiene como misión principal de la estabilizar el momento del vuelco. Trabajará exclusivamente a compresión y deberá calcularse para cada situación y caso en concreto.

Este contrapeso puede ser de hormigón en masa, prefabricado y hormigonado in situ. La estructura se fija a él mediante barras roscadas embebidas y unidas con riostras a los montantes de la estructuras, encargadas de transmitir las cargas a esta.


ESTRUCTURA

La misión que tiene la estructura metálica, en este caso formada por andamio multidireccional BRIO con elementos especiales de estabilizador para realizar el zunchado en la fachada, es la de absorber los empujes de la fachada y transmitirlos al contrapeso o zapata.

Este estabilizador en ningún caso evitará el desplome verticalmente del muro o fachada, únicamente evitará su vuelco. Esto sustituirá el arriostramiento horizontal que la fachada o el muro tengan (como por ejemplo los forjados, a causa de un vaciado del interior de un edificio).

Los zunchados a la fachada se realizan a los niveles coincidentes con los forjados o pisos existentes en el edificio.